Arte en Second Life

Un mundo virtual con casi 10 millones de habitantes y en constante transformación permite desarrollos artísticos inéditos, imposibles de llevar a cabo en la “vida real”. Una guía con las principales experiencias.

 Mientras los debates sobre Second Life se multiplican y sobresaturan los foros de Internet y las revistas especializadas, cada vez son más los artistas que deciden experimentar con el programa, que eligen pasar directamente a la acción y explorar sus posibilidades, estableciendo su taller (su campo de pruebas) en este planeta digital, al margen de las batallantes hipótesis y tesis de apocalípticos e integrados.

Como lo señalan las estadísticas, una inmensa mayoría de usuarios ingresan al mundo virtual en búsqueda de sexo y dinero (sexo y dinero virtual, aclaremos), o tan sólo como un simple pasatiempo. En la actualidad se encuentra un número creciente de interesados en otro tipo de experiencias. Second Life tiene a la fecha nueve millones y medio de residentes-usuarios, un millón y medio ingresados en los últimos dos meses. Un promedio de 38 mil personas de todo el planeta están permanentemente online.
Mientras algunos creadores se limitan a trasladar y adaptar sus habituales formas de trabajo a la virtualidad (pueden visitarse decenas de exhibiciones de cuadros en formatos digitales “”pinturas y dibujos escaneados o bien simulaciones de esculturas en 3D””) usando Second Life como una nueva sucursal de visibilidad para sus obras, otros proponen intervenciones pensadas exclusivamente para el software.

Una gran variedad de unas y otras pueden chequearse en las publicaciones especializadas en la producción artística de esta plataforma, como el web magazine SLART (www.slartmagazine.com), Second Life Art News (www.sl-art-news.blogspot.com) o New World Notes, blog en el cual el crítico en arte virtual Wagner James publicó una guía de las diez mejores instalaciones (a su criterio) de Second Life.