Ahora Microsoft va a por Linux

El gigante de Redmon ha decidido atacar a Linux en su punto fuerte: los servidores. En este caso una imágen vale más que mil palabras:

 

En este caso, Microsoft presenta a Linux cómo un sistema inestable, y Windows como el sistema más estable, más barato y con más reliablidad.

En este caso, linux “crasheaba” al menos una vez a la semana, y no tenían soporte técnico.

Mi opinión personal frente a esta campaña por parte de Microsoft es muy degradante: Linux ha demostrado ser el sistema más estable y con el menor tiempo de respuesta, aparte de aprovechar totalmente los recursos de una máquina.

¿Está Microsoft preocupado por la incursión de Linux en el mercado? Seguramente, ahora hay cada vez más compañías grandes que se apuntan a usar Linux, y muchos particulares dicen adiós al caro e inestable sistema de las ventanas.